¿qué gastos del automóvil son deducibles? tutorial completa

Si eres taxista o utilizas tu vehículo para llevar a cabo una actividad profesional, es posible que te preguntes si puedes deducir algunos gastos relacionados con tu coche en tu declaración de impuestos. En este artículo, te explicaremos qué gastos relacionados con el vehículo son deducibles y cómo puedes aprovechar esta opción para reducir tu carga fiscal.

Índice
  1. ¿Qué gastos del automóvil son deducibles?
  2. ¿Cuándo se presenta la declaración anual?
  3. ¿Qué vehículos son deducibles?
  4. Consultas habituales
    1. ¿Puedo deducir el IVA del combustible si utilizo mi coche para trabajar?
    2. ¿Puedo deducir los gastos de mantenimiento de mi coche?
    3. ¿Qué ocurre si utilizo mi coche para uso personal fuera de mi horario laboral?

¿Qué gastos del automóvil son deducibles?

Según la Agencia Tributaria, los autónomos que utilizan su coche para el desempeño de su actividad profesional pueden deducirse el IVA del combustible y los gastos de mantenimiento del vehículo. Sin embargo, tener en cuenta que esta deducción solo es aplicable si el coche se utiliza exclusivamente para fines profesionales. Esto significa que si utilizas tu vehículo para uso personal fuera de tu horario laboral, no podrás deducir estos gastos.

Los gastos del automóvil que puedes deducir incluyen:

  • Combustible: Puedes deducir el IVA del combustible utilizado en tu actividad profesional. Es importante que conserves las facturas y que el gasto de combustible esté relacionado con tu actividad económica.
  • Mantenimiento: Los gastos relacionados con el mantenimiento del vehículo, como reparaciones, cambio de llantas, lubricantes, entre otros, también son deducibles. Debes conservar las facturas y asegurarte de que estos gastos estén relacionados con tu actividad profesional.
  • Servicios para el automóvil: Los servicios necesarios para el mantenimiento del vehículo, como afinaciones, cambios de aceite o reparaciones, también pueden ser deducidos. Es importante que solicites el comprobante fiscal digital por internet (CFDI) y que realices el pago con tarjeta o transferencia bancaria.
  • Trámites: Algunos trámites relacionados con el automóvil, como la verificación vehicular, el pago de tenencia y el seguro del automóvil, también pueden ser deducidos. Sin embargo, es necesario que el vehículo y los trámites estén a tu nombre como persona física o moral.
  • Renta o arrendamiento del automóvil: Si rentas o arriendas un vehículo para llevar a cabo tu actividad profesional, puedes deducir hasta cierta cantidad diaria, dependiendo del tipo de vehículo. Es importante que solicites la factura correspondiente y que realices el pago de manera electrónica.

¿Cuándo se presenta la declaración anual?

La declaración anual de personas físicas se realiza en el periodo comprendido entre el 1 y el 30 de abril de cada año. En el caso de las personas morales, el plazo es del 1 al 31 de marzo. Durante este periodo, debes presentar tu declaración de impuestos y reportar todos los ingresos y gastos relacionados con tu actividad profesional, incluyendo los gastos deducibles del automóvil.

¿Qué vehículos son deducibles?

La Agencia Tributaria establece que solo algunos tipos de vehículos permiten la deducción del IVA del combustible, así como de los gastos de mantenimiento. Estos vehículos son:

  • Transporte industrial o de mercancías.
  • Prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
  • Prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.
  • Realización de pruebas, ensayos, demostraciones o promoción de ventas por parte de los fabricantes.
  • Desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.
  • Realización de servicios de vigilancia.

Si tu actividad profesional está relacionada con alguna de estas categorías, es posible que puedas deducir el 100% del IVA del combustible y los gastos de mantenimiento de tu vehículo. Sin embargo, es importante que lleves un control estricto sobre el uso del vehículo, el gasto en carburante y el kilometraje para cumplir con los requisitos establecidos por la Agencia Tributaria.

Consultas habituales

¿Puedo deducir el IVA del combustible si utilizo mi coche para trabajar?

Sí, puedes deducir el IVA del combustible utilizado en tu actividad profesional si cumples con los requisitos establecidos por la Agencia Tributaria. Es importante que conserves las facturas y que el gasto esté relacionado con tu actividad económica.

¿Puedo deducir los gastos de mantenimiento de mi coche?

Sí, los gastos de mantenimiento del vehículo, como reparaciones, cambio de llantas, lubricantes, entre otros, son deducibles si utilizas tu coche exclusivamente para fines profesionales. Debes conservar las facturas y asegurarte de que estos gastos estén relacionados con tu actividad profesional.

¿Qué ocurre si utilizo mi coche para uso personal fuera de mi horario laboral?

Si utilizas tu coche para uso personal fuera de tu horario laboral, no podrás deducir los gastos relacionados con el vehículo en tu declaración de impuestos. Es importante que el uso del coche esté exclusivamente relacionado con tu actividad profesional para poder aprovechar esta deducción.

actividad de taxi deducible aparcamiento - Qué vehículos son deducibles

Si utilizas tu coche para llevar a cabo una actividad profesional, es posible que puedas deducir el IVA del combustible y los gastos de mantenimiento en tu declaración de impuestos. Sin embargo, debes asegurarte de cumplir con los requisitos establecidos por la Agencia Tributaria y conservar las facturas que respalden estos gastos. Recuerda que la deducción varía dependiendo del tipo de vehículo y de la actividad económica que desarrollas.

No dudes en consultar a un asesor fiscal para obtener información más detallada sobre cómo aprovechar al máximo esta deducción y reducir tu carga fiscal de manera legal y efectiva.

Subir